Grant Morrison explica por qué odia a Watchmen y habla de una pelea con Alan Moore

A pesar de ser aclamados por cr√≠ticos y fan√°ticos por igual, e incluso compararse entre s√≠ en t√©rminos de su estilo y contenido, los legendarios artistas de c√≥mics Alan Moore y Grant Morrison han sido duramente rivalidad durante a√Īos, y sus fuertes opiniones sobre el trabajo son Por otro lado, son conocidos por una gran parte de la industria del c√≥mic.

En el volumen más reciente de un cómic trimestral con obras originales, análisis y conversaciones en profundidad con creadores de cómics, Morrison habló sobre sus problemas con Moore y por qué no le gusta Vigilantes

El autor de obras como Los invisibles y Great Superman Stars revel√≥ que si bien sus opiniones sobre la famosa colaboraci√≥n de Moore con el artista Dave Gibbons se han suavizado a lo largo de los a√Īos, su aversi√≥n al material a√ļn permanece.

‚ÄúEl hecho de que a ninguno de los personajes se les permitiera ser m√°s inteligentes que el autor es algo que realmente me vuelve loco. El hombre m√°s inteligente del mundo es un idiota. √Čl hace un plan para toda su vida, que se deshace al final del libro en un instante. El psiquiatra se sienta con Rorschach durante cinco minutos y Rorschach cuenta una historia s√ļper banal de c√≥mo se convirti√≥ en vigilante y el psiquiatra est√° perturbado. Si usted es un psiquiatra criminal que trata con estos hombres en prisi√≥n, ha escuchado un mill√≥n de estas historias. Se trataba de hacer un punto espec√≠fico sobre c√≥mo el mundo real no es como los c√≥mics de superh√©roes “.

Morrison continu√≥ criticando el estilo de escritura de Moore, diciendo que la mec√°nica es demasiado obvia a lo largo de la serie, en lugar de estar oculta al lector. Tambi√©n afirm√≥ que la raz√≥n de la animosidad entre √©l y Moore es porque fue la primera persona en expresar p√ļblicamente su disgusto por Vigilantes

Pero a pesar de su pasado, Morrison no lo considera una pelea, sino un desacuerdo continuo.

‚ÄúNunca tuve nada que ver con √©l y √©l nunca tuvo nada que ver conmigo. A muchos fan√°ticos de los c√≥mics les gusta pensar que hay una pelea, pero una disputa tendr√≠a que involucrar el inter√©s de ambas personas ‚ÄĚ.

Morrison reconoci√≥ adem√°s que lee el trabajo de Moore y supone que Moore hace lo mismo, aunque nunca lo admitir√° p√ļblicamente.

“Le√≠ sus cosas, √©l lee mis cosas … finge que no, pero lo hace”.

Finalmente, Morrison reconoce que √©l y Moore son dos personas tan similares y tan diferentes que el conflicto entre los dos es la √ļnica conclusi√≥n l√≥gica que tiene sentido.