C√≥mo ‚ÄėStar Wars: The Rise of Skywalker‚Äô me hizo apreciar a ‚ÄėThe Last Jedi‚Äô (o c√≥mo aprend√≠ a amar al viejo Luke Skywalker)

Watching The Last Jedi After The Rise of Skywalker

Cuando se trata de amadas franquicias de pel√≠culas de g√©nero, Guerra de las Galaxias Estar solo. No estoy hablando en t√©rminos de n√ļmeros de taquilla o reconocimiento de nombres familiares, sino en el ADN de c√≥mo surgi√≥ la marca. A diferencia de El Se√Īor de los Anillos o Harry Potter, una galaxia muy, muy lejana no tiene la estructura subyacente de las novelas para colgar sus temas y su narrativa. Si bien Marvel Cinematic Universe y DC Extended Universe tienen d√©cadas de material fuente para extraer, Star Wars no tiene ese lujo. A menos que cuentes la historia de Legends, que es una mara√Īa retorcida de la que se han rescatado un pu√Īado de piezas √ļtiles.

Mi punto es que Star Wars es una máquina multimillonaria que funciona como un pantalón en lugar de un planificador. En la escritura de ficción, hay dos grandes escuelas de pensamiento: los planificadores se explican por sí mismos. Les gusta tener un bosquejo, saber a dónde va la historia y tener un plan detallado sobre cómo llegar allí. En el lado negativo, los planificadores pueden atascarse en los detalles, negándose a poner el lápiz en papel (o los dedos en el teclado) hasta que se bloqueen todos los detalles. Luego están los pantalones. Estos son los escritores que tienen una vaga idea de a dónde va su historia y simplemente vuelan por el asiento de sus pantalones, se lanzan a la narrativa y confían en que los personajes llevarán la narrativa a donde debe ir. La desventaja de esto puede ser que sin un bosquejo, las historias pueden serpentear y desvanecerse o golpear una pared después de que el autor se escriba en un rincón metafórico.

Por supuesto, muchos escritores combinan los dos. George R.R.Martin se ha autodenominado jardinero. √Čl conoce el esquema b√°sico y planta las semillas, luego observa c√≥mo crece la historia y la poda en la forma que debe ser. Sin embargo, mi m√©todo favorito de escritura de ficci√≥n proviene del difunto Sir Terry Pratchett. Llam√≥ a su estilo el “Valle de las Nubes” en el que un escritor conoce los grandes latidos (las copas de los √°rboles que sobresalen de la niebla) y uno debe dirigirse hacia el valle brumoso, arrojarse en direcci√≥n al primer √°rbol y esperar lo mejor.

Todo esto es simplemente un largo camino para decir que Star Wars nunca estuvo muy seguro de a dónde iba hasta que llegó allí. Puedes ver las costuras en cada película, a pesar de que todo se gela al final. Esto es especialmente cierto en la secuela de la trilogía. Di lo que quieras sobre George Lucas y las precuelas, pero era su mundo y todos los demás solo vivían en él. Sin una sola fuerza creativa unificadora a cargo de las secuelas, Lucasfilm hizo más difícil analizar los temas y las motivaciones de los personajes. Pero me sorprende decir que después de ver The Rise of Skywalker, mi primera repetición de The Last Jedi puso en la cama muchos de los problemas que tuve anteriormente con esta película.

Especialmente cuando se trata de Luke Skywalker, Jedi Master y Professional Grump.

El contexto es el rey

Revelaci√≥n completa: Odiaba The Last Jedi cuando sali√≥. Lo odi√© el a√Īo pasado. Lo odi√© despu√©s de ver The Rise of Skywalker, que me encant√≥. No voy a profundizar en mi razonamiento ahora, pero puedes ver mis pensamientos en el momento aqu√≠, aqu√≠ y aqu√≠ si quieres. Despu√©s de volver a ver The Last Jedi a ra√≠z del contexto de The Rise of Skywalker y materiales complementarios como el c√≥mic Kylo Ren, algunas de mis opiniones anteriores han cambiado.

Antes de volver a mirar, volv√≠ a hablar mucho sobre el discurso que sucedi√≥ cuando sali√≥ The Last Jedi. Varios puntos surgieron una y otra vez: que era bueno que Luke finalmente hubiera reconocido que los Jedi eran malos y que necesitaban morir; que Rey no era “nadie” era subversivo y deb√≠a ser tomado al pie de la letra; que Snoke era un jugador nuevo en el tablero y no estaba relacionado con la guerra anterior; y que “deja morir el pasado; matarlo si es necesario ‚ÄĚfue un objetivo bueno y noble. Despu√©s de volver a ver The Last Jedi, me preguntaba cu√°ntos hab√≠an perdido tanto la marca. Cada uno de estos es refutado dentro de la pel√≠cula misma.

Por supuesto, el nuevo contexto lanzado desde entonces me ayudó a verlo. Es muy parecido a cómo saber que Vader es el padre de Luke cambia la forma en que vemos A New Hope o cómo ver The Clone Wars agrega profundidad a lo que de otro modo sería una traición anormalmente rápida de la Orden Jedi por parte de Anakin Skywalker. Entre la información que estaba armada cuando volví a sumergirme en The Last Jedi:

Cu√°nto tiempo hab√≠a estado Luke en Ahch-To (5 a√Īos m√°ximo)
Cu√°ntos a√Īos ten√≠a Ben Solo cuando todo se fue de lado (23/24)
Luke sabía quién era Rey *
La lucha del síndrome impostor de Luke
El entrenamiento Jedi de Leia y la visión de la Fuerza sobre el destino de Ben

* Existe cierto debate sobre si Luke sabía antes de su muerte o si solo Leia lo sabía, pero a los fines de mi nueva observación, lo hice con la lente de Luke consciente de la ascendencia de Rey.

Un nuevo punto de vista

Estos cinco puntos cambian para siempre la evoluci√≥n del comportamiento de Luke en The Last Jedi, desde el momento en que el p√ļblico lo ve por primera vez hasta el momento en que declara triunfalmente que no ser√° el √ļltimo Jedi. Para comenzar desde el principio, a ra√≠z de la Batalla de Endor, Luke Skywalker y Leia Organa viajaron a Ajan Kloss para que Luke pudiera entrenar a su hermana gemela para convertirse en Jedi. Si bien solo entren√≥ profesionalmente durante un a√Īo o menos, Leia ya conoc√≠a bien los estilos de lucha gracias a su educaci√≥n. El hecho de que ella fuera capaz de construir su propio sable de luz con una cantidad tan escasa de entrenamiento demuestra que su competencia con la Fuerza era realmente innata. Ella era la Hermione de los Caballeros Jedi.

Leia luego tuvo una visi√≥n de la Fuerza que al final de su entrenamiento Jedi yac√≠a la muerte de su hijo. En un intento fallido de subvertir el destino, Leia abandon√≥ ese camino y una vez m√°s se convirti√≥ en diplom√°tica. Sabemos por materiales complementarios que dejar de fumar Leia le dio a Luke una crisis de fe. Desapareci√≥ poco despu√©s del nacimiento de Ben Solo, lo que implicaba que estaba en una misi√≥n para aprender m√°s sobre los Jedi para entrenar adecuadamente a Ben y otros ni√Īos sensibles a la Fuerza en lugar de atravesarlo como un impostor. El c√≥mic Kylo Ren nace a√ļn m√°s, y muestra a Ben y al Maestro Luke en misiones para recuperar el conocimiento Jedi perdido. Pero todo fue de lado cinco o seis a√Īos antes de que The Force Awakens, con Ben Solo convirti√©ndose en Kylo Ren y recurriendo al Lado Oscuro. Con verg√ľenza, desesperaci√≥n y depresi√≥n, Luke huy√≥. Que es donde el p√ļblico recoge la historia en The Last Jedi.

Luke Skywalker estaba deprimido AF

Todo el arco narrativo de Luke Skywalker en The Last Jedi lo lleva a aceptar el hecho de que ha sido ego√≠sta y equivocado al esconderse en Ahch-To para hacer un rev√©s masivo y devastador. El Luke Skywalker que Rey encuentra se siente como un fracaso, no como un h√©roe. En la mente de Luke, no pudo completar el entrenamiento Jedi de su hermana. No pudo entender la Fuerza lo suficientemente bien como para transmitir la ense√Īanza Jedi a la pr√≥xima generaci√≥n. No pudo ver a Snoke corrompiendo a su sobrino justo debajo de su nariz durante a√Īos. Fall√≥ a Ben y a sus otros alumnos. Rey, entreg√°ndole a Luke el sable de luz que una vez perteneci√≥ a Anakin Skywalker, otro Caballero Jedi fallido, debe haberse sentido como sal en la herida. Un recordatorio f√≠sico de que los Skywalkers no hacen nada m√°s que arruinar todo.

Luego est√° la arruga de que Luke Skywalker sabe qui√©n es realmente Rey. Puedes leer absolutamente la escena en la que le pregunta a Rey sobre qui√©n es ella y de d√≥nde es, mientras √©l le pregunta si Rey conoce sus propios or√≠genes. √Čl no acepta “ense√Īarle” sobre la Fuerza hasta que est√© convencido de que ella no tiene idea de qui√©n es su abuelo. Pero incluso esa decisi√≥n todav√≠a est√° llena de miedo. Despu√©s de todo, en la mente de Luke no logr√≥ entrenar a Ben Solo para ser un Jedi y ese era su propio sobrino, no la nieta de Darth Sidious. Si el nieto de Darth Vader cayera al Lado Oscuro bajo la tutela de Luke, ¬Ņqu√© posibilidades tendr√≠a de tratar de ense√Īarle a Rey Palpatine a ser un Jedi?

Esto presta una capa completamente nueva al p√°nico de Luke durante las lecciones de Rey. Hace que Rey se acerque a la Fuerza para sentir c√≥mo est√° conectado todo. Luego, inmediatamente despu√©s de dar una amarga discusi√≥n sobre c√≥mo los Jedi estaban llenos de arrogancia (est√° bien, es justo) y que la Luz no necesita ejecutores, Rey siente la atracci√≥n de la cueva del Lado Oscuro. Luke la empuja metaf√≥ricamente hacia ella con su propio miedo y odio a s√≠ misma, y ‚Äč‚Äčluego se asusta de que ella fue directamente al Lado Oscuro … como su abuelo antes que ella. Tambi√©n explicar√≠a por qu√© Luke estaba tan decidido a mantenerla separada de ella y Kylo Ren, as√≠ como su horror cuando ella se volvi√≥ hacia √©l en la lluvia de Ahch-To. Era su peor miedo hecho realidad; el surgimiento de otro Palpatine y toda su culpa.

Pero al final de The Last Jedi, Luke Skywalker lo une. ¬ŅPor qu√©? Por Yoda, el peque√Īo troll. Despu√©s de que Rey huy√≥ del planeta con su idea equivocada de que Kylo Ren podr√≠a ser el salvador de la galaxia, Luke se dirigi√≥ hacia el √°rbol Uneti para prender fuego a los Textos Sagrados. Pero no pudo hacerlo y dud√≥ el tiempo suficiente para que Yoda apareciera como un fantasma de la Fuerza. La escena que sigue me lee como un ni√Īo recalcitrante (Luke) y un padre (Maestro Yoda). Luke amenaza con destruir los textos Jedi; Yoda se encoge de hombros y b√°sicamente lo reta a hacerlo. Cuando Luke no puede, Yoda lo hace por √©l.

Este amoroso parentesco Jedi fue el catalizador que hizo que Luke se diera cuenta de que no estaba listo para dejar morir al Jedi. Hab√≠a verdadera angustia en √©l de que Yoda prendiera fuego a tan preciosas reliquias. Por supuesto, Yoda claramente sab√≠a que Rey rob√≥ los libros, pero el punto era que Luke no. La intervenci√≥n extrema del Maestro Yoda sacudi√≥ a Luke de su depresi√≥n y odio a s√≠ mismo al darse cuenta de que era un imb√©cil. La pr√≥xima vez que la audiencia vea a Luke, se convertir√° nuevamente en un Caballero Jedi, listo para defender la Luz y morir en el proceso si es necesario. Ha dejado caer la carga de la verg√ľenza y se ha despojado de asumir la responsabilidad de las elecciones que Kylo Ren (un hombre adulto) hizo por su propia voluntad. Un renacimiento triunfante de la Nueva Orden Jedi.

Kylo Ren es una mala persona, chicos

Llegar a un acuerdo con el viaje de Luke Skywalker no fue el √ļnico cambio de opini√≥n que tuve tras mi repetici√≥n de The Last Jedi. Gracias a la reintroducci√≥n al canon de que Leia Organa era una Maestra Jedi de alg√ļn tipo, su supervivencia en el vac√≠o del espacio y el subsiguiente coma por el esfuerzo que tom√≥ me fue mejor. Incluso antes de The Rise of Skywalker, cre√≠a que Snoke estaba vinculado al Emperador Palpatine de alguna manera, pero las pistas son m√°s obvias ahora. El dreadnaught destruido por el bombardero en la escena de apertura de The Last Jedi es un prototipo de las naves que us√≥ el Sith Eternal, y el ariete derribado a Crait se parece sospechosamente a una versi√≥n de las armas que matan planetas en las que aparecer√≠a.

Pero lo m√°s importante, en retrospectiva, era absurdo darle a Kylo Ren el beneficio de la duda sobre la paternidad de Rey. Ya en The Force Awakens, la narrativa mostr√≥ que tanto Kylo como Rey pod√≠an ver los miedos m√°s oscuros del otro. Rey lo us√≥ contra √©l durante su interrogatorio y la tortura de ella, arroj√°ndolo a la cara de Kylo para desequilibrarlo. Por supuesto que le devolver√≠a el favor, especialmente cuando trataba de manipular a Rey para que abandonara la Resistencia. Despu√©s de que The Force Awakens reflejara A New Hope, casi se esperaba que la paternidad de Rey se revelara en The Last Jedi como la de Luke en The Empire Strikes Back. La √ļnica subversi√≥n era Kylo Ren mintiendo. Pensar que en el pen√ļltimo cap√≠tulo de la saga de la familia Skywalker se revelar√≠a que el protagonista actual no tiene v√≠nculos con la historia de esa familia es el completo desconocimiento deliberado de la estructura de la historia.

Esto es especialmente cierto a la luz de lo que sucede inmediatamente despu√©s de la escena de lucha de la Sala del Trono. Durante un minuto caluroso, Kylo Ren y Rey se unen como el enemigo de tu enemigo es tu amigo. Pero una vez que los guardias de Snoke son enviados, queda claro que Kylo Ren no ha cambiado. No mat√≥ a Snoke porque Rey lo estaba guiando de regreso a la Luz, sino porque quer√≠a poder y estaba enojado porque Snoke lo hab√≠a manipulado. La conexi√≥n natural de Rey con la Fuerza era simplemente otra forma de obtener dicho poder, si pod√≠a controlarlo. Primero, √©l saca directamente del libro de jugadas del artista al negarla: ‚ÄúNo tienes lugar en esta historia. T√ļ vienes de la nada. No eres nada … pero no para m√≠. Esta cita es un desfile de banderas rojas. Es una conversaci√≥n directa sobre el abusador, un intento de aislar a Rey y hacerla sentir como si √©l fuera el √ļnico que puede validar su val√≠a. Pero cuando eso no logra influir en ella, Kylo Ren inmediatamente vuelve a caer en su ira porque ella no dejar√° que el pasado muera. Que ella es d√©bil, todav√≠a aferrada a la esperanza. C√≥mo alguna vez enmarcamos eso como un fracaso en Rey est√° m√°s all√° de m√≠.

Pero, por supuesto, no debemos dejar que el pasado muera. No debemos matarlo. Como Luke Skywalker, como Rey Skywalker, deberíamos estudiarlo y aprender de él. Lleva lo bueno hacia adelante y evoluciona de lo malo para evitar que vuelva a suceder. Enterrar el pasado solo conduce directamente a los pecados de nuestros antepasados. Kylo Ren es prueba de eso.